suscríbete a la lista VIP y te lo enviamos gratis

 Nuestra historia

Paramos para pensar y coger impulso,
un impulso colaborativo y positivo.

Hola! soy Sheila Ruiz, estoy feliz de que hayas aterrizado aquí hoy y tener la oportunidad de presentarte mi proyecto Shenuine
Desde que empecé la universidad, compaginaba los estudios trabajando como azafata de ferias. Cada semana veía cómo las empresas gastaban mucho en publicidad y objetos promocionales. Los visitantes buscaban cosas gratis para llevarse y al final de la feria, al final del show, todo aquel material que se usaba, muchas veces se dejaba allí porque  “salía más a cuento tirarlo que contratar un transportista” frase literal de un encargado.
Esto pasaba en cada feria, en cada stand, en cada empresa…Incluso la moqueta del suelo se renueva por cada acontecimiento. Salía preocupada e indignada pensando "Que desperdicio, cómo puede ser que nadie haga nada!"
Por un otra lado, para mí siempre ha sido fácil explicar las cosas de forma visual, por eso decidí estudiar diseño gráfico. Estoy convencida de que las cosas bellas, que nos entran por el ojo hacen más feliz a la gente.
Después de 10 años trabajando en el mundo del diseño aprendí que cuando un proyecto era más social, o ayudaba a concienciar con el medio ambiente, yo conectaba mucho más, era más creativa y me sentía más realizada. Empecé a investigar sobre diseño y producción sostenible y encontré aquello que quería hacer.
Finalmente me embarqué a crear mi proyecto fruto de estas 3 patas,

así nació mi proyecto: Shenuine. De la indignación, la belleza y la convicción de que cuanto mejor sea el mundo mejores seremos todos 

Otro punto fuerte que tenemos claro desde que asistimos al acontecimiento business with social value, se que queremos estar rodeados de proyectos que suman, que entienden nuestros valores y podemos crecer juntos. Por eso durante este tres años he hecho reuniones con muchos centros sociales y hemos empezado producciones pequeñas de productos propios con ellos. Esto a veces, hace que nuestros márgenes no sean tan grandes pero realmente nos compensa y nuestro trabajo se comunicar el valor que tiene el producto.
También gracias a este centros que hacen también manipulados, puedo asumir pedido más grandes, como se el caso de la Fundación Portolà. Nos gusta que la persona que está concienciada, y celebra su boda por ejemplo, pueda ser un agente de cambio,que tenga la posibilidad de comunicar sus valores, puesto que si regala un producto sostenible, genera un debate interesante con su círculo de influencia y crea un impacto todavía más grande
Entra a nuestra lista VIP!
X